PROYECTO OSARTZAIN: Nuevas herramientas para combatir las lesiones de espalda en las queserías artesanales.

  • El Proyecto Osartzain, impulsado por Artzai Gazta, AZTI y la empresa especializada Ardi, ha desarrollado prototipos mecánicos para manipular la cuajada desde el fondo de la cuba en la elaboración de queso artesanal con un menor riesgo de sufrir lesiones.
  • La iniciativa ha buscado mejorar la calidad de vida del personal artesano y contribuye a garantizar la sostenibilidad del sector quesero tradicional de Euskadi.
  • El proyecto se ha complementado con cursos de formación y sensibilización y videotutoriales en torno a la importancia de la ergonomía impartidos por una fisioterapeuta:


Las queserías artesanales vascas, en la actualidad alrededor de 107 productores de Artzai Gazta , elaboran quesos de alta calidad que son reconocidos en los certámenes más importantes del mundo, como el World Cheese Awards. Sin embargo, el colectivo artesano se ve obligado a lidiar con un enemigo silencioso que le acompaña en su labor diaria: los dolores de espalda y las lesiones que provocan algunos de los procesos de elaboración de este producto.

Aunque este tipo de dolencias son un problema global, su incidencia se dispara en el caso del sector agrícola y ganadero vasco. Según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, los dolores de espalda y musculares afectan a cerca del 25% de los trabajadores de la Unión Europea. Estas dolencias, denominadas Trastornos Musculo-Esqueléticos de Origen Laboral, son especialmente frecuentes en el Sector Primario y Agroalimentario del País Vasco, donde el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales Osalan, lleva años desarrollando una intensa labor de concienciación y prevención.

Con el objetivo de corregir esta situación, Artzai Gazta junto con el centro tecnológico AZTI y la empresa  fabricante de equipos Ardi ha participado en el Proyecto Osartzain, dirigido a desarrollar dos prototipos mecánicos que buscan conseguir unas condiciones de trabajo más ergonómicas durante la elaboración del queso artesano y promover así la sostenibilidad del sector quesero artesanal del País Vasco.

Una de las principales causas de los riesgos ergonómicos que sufren los trabajadores de este sector se debe al diseño de los equipos, de las herramientas y de los puestos de trabajo de las propias queserías; más concretamente, una de las tareas donde se generan algunas de estas molestias es la fase de corte y extracción de la cuajada desde el fondo de las cubas. La mayor parte de las queserías artesanales, al tratarse de pequeñas explotaciones, no dispone del espacio o de los recursos suficientes para adquirir una maquinaria capaz de elevar la cuba de la cuajada y manipular este producto mediante bombeo o gravedad, y se ve obligada a realizar esta tarea de forma manual. Y aunque el peso de cada porción de cuajada no es muy elevada ya que ronda los 1,5 kg., las personas encargadas de extraerla se ven obligadas a adoptar una postura forzada que afecta a la columna, cuello y hombros, y que provoca, con el paso del tiempo, lesiones como protrusiones discales, hernias, etc.

En el marco del proyecto, liderado por Artzai Gazta, se ha partido de un primer prototipo mecánico desarrollado anteriormente en el proyecto KUPELA impulsado por Osalan. A partir del mismo, se ha evolucionado y desarrollado dos nuevos prototipos que disponen de prestaciones adicionales que incluyen además un sistema de corte previo de la cuajada (según el tamaño deseado y adaptado a las diferentes cubas). También se han identificado nuevas herramientas manuales de corte para reducir la carga física y, en consecuencia, las lesiones en las tareas de manipulación de cuajada.

Las evaluaciones ergonómicas realizadas sobre esta tecnología han registrado una disminución sustancial del nivel de riesgo de sufrir lesiones con la utilización de estos sistemas de extracción de la cuajada por parte del personal artesano, lo que redundará en la disminución de lesiones y molestias en la zona lumbar y en los miembros superiores.

La importancia de la sensibilización

Este proyecto se ha complementado con la impartición de dos jornadas de formación y sensibilización entorno a la importancia que tiene la asunción de buenas prácticas ergonómicas durante el proceso de elaboración del queso. Además, se han desarrollado diversos videotutoriales con explicaciones proporcionadas por una fisioterapeuta sobre los riesgos asociados a estas tareas, y la forma de evitarlos y combatirlos mediante la realización de sencillos ejercicios.

Esta iniciativa ha sido financiada por el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER) en colaboración con el Gobierno Vasco.

El proyecto Osartzain tiene su origen en los estudios realizados con anterioridad en el sector Primario dentro de los planes sectoriales NEKAPREBEN y ELIKAPREBEN, y se enmarca en la Estrategia Sectorial de Seguridad y Salud Laboral para la Cadena de Valor Alimentaria y de la Madera Euskadi 2025, EUSKADIPREBEN. Esta estrategia pretende impulsar la cultura de la prevención en el sector, y fomentar la capacitación y formación de los trabajadores y la consecución de entornos de trabajo seguros, saludables y sostenibles a través de la innovación tecnológica en seguridad y salud.

Más información sobre Osartzain: Proyecto de ergonomía en los sectores agroganadero e industrias alimentarias, en el siguiente enlace: